Los mejores lugares para comer en Lisboa | Inside Lisbon (2022)

  • Los mejores lugares para comer en Lisboa

    En Lisboa hay excelentes restaurantes con comida local e internacional. Te contamos los mejores lugares y lo que no debes perderte. La cocina portuguesa… por dónde empezar. El país es pequeño pero rico en tradiciones gastronómicas, que pueden ser muy variadas, dependiendo de la región. Si visitas Lisboa, ¡estás de suerte! Al ser la capital, puedes encontrar un poco de todo.

    Sin embargo, siempre hay uno o dos platos que no puedes perderte, como las sardinas asadas a la brasa (la temporada es de mayo a agosto y asegúrate de comerlas en un restaurante con terraza para disfrutar de toda la experiencia lisboeta); el cozido à portuguesa, que, aunque es un guiso, con diferentes tipos de carnes y embutidos ahumados, se puede disfrutar en verano. Y, por supuesto, el rey de la cocina portuguesa: El bacalhau, (bacalao salado y seco), que es tan especial para nosotros, ya que la mayoría de los portugueses dicen que, en Portugal comemos pescado, carne y bacalhau, ¡como si tuviera su propia categoría!

    Ten en cuenta que los entrantes (aceitunas, queso, pan) que puedes encontrar en la mesa, no son gratuitos. No es una estafa, es simplemente la forma en que los restaurantes portugueses ponen la mesa. Si no quieres nada más que lo que elijas del menú, devuélvelo.

  • Para probar platos portugueses que no defrauden ni a tu paladar ni a tu cartera, no puedes perderte la costilla de cerdo con arroz y judías en el Zé dos Cornos, un bacalao al horno en el Zé da Mouraria o un bacalao cocinado al estilo Minhota (cocinado con aceite de oliva, con patatas y cebolla) en Licorista/ Bacalhoeiros. Para comida casera, Faca e Garfo nunca decepciona y además, es muy asequible. Si has oído hablar del pollo asado con salsa piri-piri como un must portugués y quieres probarlo, no hay nada como ir al restaurante que lo inició todo: Bonjardim.

    Merendinha do Arco, en pleno centro, es un buen lugar para comer bacalao a la brasa con garbanzos, callos o pez espada, aunque el plato estrella son las Pataniscas (pastel de bacalao sin patata) con arroz de judías. No tienes que perdertelo. También tienes Príncipe do Calhariz, con un ambiente familiar y acogedor, donde puedes encontrar comida del norte del país. Muy asequible también es el Sinal Vermelho, en el Bairro Alto, donde son imprescindibles los Peixinhos da horta (judías verdes en tempura). Y, por último, Pinóquio, uno de los clásicos de Lisboa, famoso por sus almejas y mero al horno, y también súper céntrico.

    Un poco más caro pero con una excelente relación calidad-precio es el Solar dos Presuntos. Muy popular entre escritores, periodistas, políticos, actores, futbolistas, empresarios, arquitectos, etc. No te sorprendas si ves fotos en las paredes incluso de celebridades internacionales, ya que la reputación de este lugar se ha extendido por todo el mundo. Prueba el jamón, el arroz con bogavante y las gambas y el tradicional cocido portugués.

    Si lo que buscas es algo referente al marisco, Portugal es el tercer mayor consumidor de pescado per cápita del mundo. Así que encontrar un restaurante de pescado o marisco sólo puede suponer un problema a la hora de elegir. Más o menos sofisticados o de moda, en todo tipo de restaurantes se puede contar siempre con la frescura de cada plato de pescado. Pero para una aproximación más tradicional al pescado, recomendamos Último Porto, donde el pescado es siempre muy fresco, preparado de forma tradicional, a la parrilla de carbón y Solar 31 da Calçada, que ofrece deliciosos platos de marisco y pescado. Sólo hay que elegir las piezas que luego se cocinarán en el horno o en la parrilla. Mantiene un aspecto sofisticado, pero con espíritu de barrio, que te hará sentir como en casa. Y lo mejor es que está en los alrededores al centro de la ciudad.

    Otra marisquería imprescindible en Lisboa es Ramiro, pero recomendamos ir muy temprano, sobre las 17:00 horas para evitar las colas. Prueba las almejas, las gambas y la langosta!

  • Hay quien dice que la mejor manera de conocer el alma portuguesa es ir a un restaurante de fado y dejarse sumergir por la música, el vino y el ambiente general de estos lugares tan especiales. El fado canta el sentimiento, el desamor, la añoranza por alguien que se ha ido o algo tan simple como la vida cotidiana y todas sus penurias. Puede ser muy catártico. Es tan importante para nuestra identidad como país, que la Unesco lo declaró Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

    Hay una gran oferta de diferentes tipos de restaurantes de fados: algunos son más turísticos, otros más típicos. Algunos son más modernos por la forma en que permiten tocar y cantar el fado, otros más antiguos. Ten en cuenta que hay muchas trampas para turistas y debes buscar un restaurante que respete la esencia fundamental del fado y su tradición. Para ponértelo más fácil, hemos preparado una lista de posibilidades:

    P.D.: Si prefieres una introducción guiada a esta experiencia, considera nuestro tour a pie, en el que no sólo tendrás un espectáculo de fado con vino y comida tradicional, sino que también podrás pasear por los barrios en los que apareció este género musical mientras el guía te explica cómo sucedió.

    En el barrio de Bairro Alto:

    Adega Machado ,fundado en 1937 pero restaurado en 2012, el restaurante tiene ahora una decoración moderna y nuevos espacios. Además de la sala del restaurante, donde tienen lugar los espectáculos de fado, ahora hay una nueva taberna donde se sirven aperitivos y vinos y una terraza al aire libre.

    O Faia, sin duda uno de los restaurantes más bonitos de Bairro Alto, presenta impresionantes paneles de azulejos que representan los orígenes del fado. El menú es variado e incluye opciones vegetarianas. El espacio está iluminado con velas que le dan un ambiente de misterio y romanticismo. Su precio es ligeramente superior a la media, pero la experiencia merece la pena.

    A Severa, un restaurante que desde 1955 pertenece a la misma familia. Tiene una gran ubicación, en pleno centro del Bairro Alto, y una decoración impresionante: el interior de azulejos y la luz de las velas.

    Si quieres vivir la experiencia del fado en el barrio que la mayoría considera la verdadera cuna de este género, eche un vistazo a las siguientes sugerencias en Alfama:

    Fado na Morgadinha, que está cubierto de decoraciones típicas portuguesas -chales, guitarras y fotografías de Amália Rodrigues, la reina del fado-, lo que da al espacio un ambiente alegre. Para acompañar la música, de forma muy portuguesa, la Morgadinha sirve diferentes tapas (o Petiscos, como decimos en portugués). Es el lugar ideal para una divertida noche de Fado Vadio – un tipo de Fado en el que cualquiera, desde los clientes hasta los camareros, puede levantarse en cualquier momento y ponerse a cantar.

    Otra opción de Fado Vadio es A Baiuca. Un pequeño local con un gran ambiente típico: la gente es realmente amable y ama lo que hace. Como siempre está muy concurrido, se recomienda reservar con antelación.

    El Club de Fado es uno de los mejores restaurantes de fado de Lisboa. Los precios son un poco más altos, pero hace honor a su título por la refinada cocina y por los músicos profesionales. Los largos arcos y bóvedas dan al espacio una sensación intemporal y la hospitalidad portuguesa está siempre presente aquí. No te arrepentirás de pasar una noche en este lugar.

    Mesa de Frades, donde podrás escuchar fado en un ambiente especial, ya que el edificio fue en su día una pequeña capilla. Sus paredes aún están cubiertas por los azulejos originales del siglo XVIII, y para acompañarlas, los propietarios optaron por mesas de madera de la misma época. El menú ofrece todos los platos tradicionales portugueses.

  • Para una experiencia más moderna, debes visitar la Pharmacia. Aquí también puedes probar algunas tapas y cócteles y disfrutar de la increíble vista del río, o el Mercado da Ribeira o Time Out Market, que siempre es una apuesta segura porque encontrarás más de 30 restaurantes diferentes, algunos de los cuales son de los chefs portugueses más sofisticados. El que fuera el principal mercado de productos frescos de la ciudad, es hoy un concurrido gastrobar.

    Si un restaurante con estrellas Michelin está en tu lista de cosas que hacer, pero con lo mejor de la gastronomía lisboeta, tendrás que probar opciones como Bistro 100 Maneiras de Ljubomir Stanisic, Alma del chef Henrique Sá Pessoa, Belcanto de José Avillez o Eleven de Joachim Koerpe.

  • Top Articles

    You might also like

    Latest Posts

    Article information

    Author: Cheryll Lueilwitz

    Last Updated: 11/21/2022

    Views: 6353

    Rating: 4.3 / 5 (54 voted)

    Reviews: 93% of readers found this page helpful

    Author information

    Name: Cheryll Lueilwitz

    Birthday: 1997-12-23

    Address: 4653 O'Kon Hill, Lake Juanstad, AR 65469

    Phone: +494124489301

    Job: Marketing Representative

    Hobby: Reading, Ice skating, Foraging, BASE jumping, Hiking, Skateboarding, Kayaking

    Introduction: My name is Cheryll Lueilwitz, I am a sparkling, clean, super, lucky, joyous, outstanding, lucky person who loves writing and wants to share my knowledge and understanding with you.